De similares características a la anterior, es la continuación de aquélla hacia el Este, en dirección a la Punta de la Mona. Se trata de una grieta en el acantilado que continúa unos metros más allá de la superficie, podemos seguir las paredes que caen a plomo hasta un fondo de arena a unos 35 m. Lo más significativo de esta inmersión son los contraluces que ofrece la grieta ya que, al tener fondo de piedra, la visibilidad suele ser buena.

Nivel: Alto / Profundidad: 35 m

¿Quieres hacer una reserva?

No lo dudes más, ¡haz tu reserva ahora!

Reservar

Mapa de Inmersiones:

2

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies