Actualmente está vetada al buceo, por realizarse en ella estudios biológicos. Se trata de  una cueva cuya entrada es muy amplia, con un arco de 10 m de ancho por 5 de alto. Hacia el interior penetra de forma amplia unos 25 metros, y a partir de ese momento se estrecha para dar paso a una galería que tiene unos 40 etros de longitud y comunica la cueva con una burbuja de aire bastante amplia, donde se puede emerger. Desde aquí sale otra galería, muy estrecha, que comunica con el exterior por otro punto distinto a la entrada principal.

Para buceo deportivo, cuando está permitida la visita, exploraremos la amplia sala de la entrada y la burbuja de su techo que da al exterior, prestando especial cuidado de no dañar sus paredes con nuestras aletas. En sus inmediaciones podemos destacar la “Piedra Amarilla”, un gran bloque de piedra que, desprendido del acantilado, se sitúa justo enfrente de la entrada de la cueva; recibe su nombre por estar tapizada por la anémona incrustante amarilla Parazoanthus axinellae, y en ella también podremos observar los nudibranquios más característicos de esta zona, Hypselodoris picta. Imprescindible linterna, entrenamiento y una experiencia adecuada.

Nivel: Medio / Profundidad: 25 m

¿Quieres hacer una reserva?

No lo dudes más, ¡haz tu reserva ahora!

Reservar

Mapa de Inmersiones:

2

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies