El nombre viene dado por el lugar de fondeo, un abrigo a poniente del impresionante acantilado, en la zona más oriental de la bahía de La Herradura. Comenzamos la inmersión descendiendo por el cabo de fondeo, y navegamos cogiendo profundidad de forma paulatina, con la pared a la izquierda, por un roqueo hasta alcanzar los 20 m de profundidad. Llegados a esta cota encontraremos el cabo que dobla a la izquierda, hacia la Punta de la Mona; debemos estar atentos al azul, pues en esta zona es frecuente –dependiendo de la época, especialmente entre mayo y julio– encontrar peces luna (Mola mola), lo que ha dado nombre a un gran bloque de roca conocido como la “Piedra de los Lunas”.

Hasta aquí la inmersión presenta un perfil medio, pero, al doblar el cabo, empezaremos a ganar profundidad pudiendo llegar a una pequeña gruta que se encuentra a 28 m donde la madrepora mediterránea tapiza su techo. En las inmediaciones de la entrada suele verse un bogavante de notables dimensiones, por lo que también se la conoce como la “Cueva del Bogavante”. Entre las grietas también podemos encontrar grandes congrios, pulpos, y empiezan a vislumbrarse los primeros ramos del coral amarillo o candelabro (Dendrophyllia ramea).

En esta zona suele haber corriente, a veces cambiante, por lo que iremos atentos a las indicaciones del guía. Igualmente vigilaremos la profundidad, especialmente en la zona final, procurando no superar la curva de seguridad para evitar tiempo de descompresión. El regreso hasta el fondeo se hace en sentido inverso, ascenderemos a la velocidad apropiada pero sin entretenernos hasta una profundidad media de 15-18 m. Encontraremos al doblar de nuevo el cabo una pared completamente tapizada por el coral naranja (Astroides calicularis), muy espectacular.

A partir de ahí navegaremos de forma tranquila hasta retornar al fondeo. Ascendemos paulatinamente durante varios minutos hasta la cota de 5-8 m, de forma que aprovechamos el recorrido de vuelta para quitarnos cualquier minuto de deco y hacer la parada de seguridad, mientras disfrutamos de la fauna bentónica. Atentos al coral “mano de muerto” (Alcyonum acaule, Alcyonum palmatum), frecuente en esta zona. Muy recomendable el uso de linterna.

Nivel: Medio-Alto / Profundidad: 30 m

¿Quieres hacer una reserva?

No lo dudes más, ¡haz tu reserva ahora!

Reservar

Mapa de Inmersiones:

2

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies