En el centro de la pequeña bahía que forma el cabo de la Punta de la Mona y la playa de Marina del Este, existe una formación rocosa en medio de un arenal a unos 20 m, de forma alargada y con numerosas grietas donde podemos ver congrios, morenas, brótolas, meros, pulpos y un gran número de nudibranquios de distintas especies. Tomando rumbos y navegando por el arenal, visitaremos dos coches que se encuentran hundidos en esta zona, presumiblemente llevados por las fuertes riadas que se originan en las montañas cercanas a la costa. Estos pequeños pecios son de especial interés para los fotógrafos, por lo original de las escorporas que reposan en su salpicadero, el congrio que vive en el maletero, la morena que se encuentra en la rueda trasera, etc.

Los coches se encuentran en medio de un arenal donde la única orientación, a parte de la brújula, es la pendiente del lecho marino. Llegamos desde los 26 m donde se encuentra el primero, al segundo coche, ligeramente más arriba, en la cota de 24 m; este segundo coche, también pequeño, es algo menos vistoso que el primero pero de igual interés. Debemos prestar atención a nuestro ordenador de buceo ya que estamos cierto tiempo en la cota de 25 m, por lo que es fácil que nos marque alguna parada que deberemos hacer en el cabo del fondeo. Es una inmersión divertida e inusual, y muy apropiada para practicar nuestras habilidades de orientación y navegación subacuática; dicho esto, desaconsejable si no tienes la preparación (mínimo Avanzado) y la experiencia adecuadas.

Nivel: Medio-Alto / Profundidad: 26 m

¿Quieres hacer una reserva?

No lo dudes más, ¡haz tu reserva ahora!

Reservar

Mapa de Inmersiones:

2

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies