Bautismo de buceo en La Herradura, el primer paso en un paraíso natural

Seguro que alguna vez has pensado que tipo de sensaciones experimentan los buzos cuando se encuentran en el fondo del mar, y seguro que a ti que te encanta la aventura y las nuevas experiencias has estado tentado a vivirla por ti mismo y no esperar a que te lo cuenten. Estás de suerte, gracias a Buceo Natura podrás disfrutar de un bautismo de buceo.

El centro se encuentra a tan solo 50 metros del mar y es el más cercano al Parque natural de Maro-Cerro Gordo de La Herradura, en Granada.

¿Qué significa un bautismo de buceo?

El bautismo buceo la herradura no es un curso donde aprender a bucear, es algo totalmente diferente, podríamos decir que es un desafío para tus sentidos en la que no es necesario tener experiencia. Con estas primeras inmersiones, a poca profundidad, te irás adaptando al medio de manera tranquila y disfrutando de miles de sensaciones.

Este bautismo no te certifica como buceador, para ello debemos comenzar algún curso para aprender a bucear. La mayoría de personas que realizan un bautismo buceo la herradura no se pueden resistir a convertirse en buzos.

¿Cómo se desarrolla el bautismo de buceo?

Al comenzar la aventura el primer paso es una pequeña clase teórica, donde se te explicará los aspectos fundamentales del equipo de buceo: uso del equipo, aprender a respirar y compensar, en definitiva, todo lo necesario para realizar la actividad con total seguridad.

Una vez terminada esta charla, llega el momento de trasladarse al lugar desde donde lanzarse al agua para comenzar la experiencia.

En compañía de un instructor, que no os dejará solos ni un momento, nos revisará el equipo para que esté perfectamente colocado y en las mejores condiciones. Es hora de introducirse en el mar y relajarse (es normal estar un poco nervioso).

Una vez dentro del agua, para ir acostumbrándote a respirar, nadarás por la superficie únicamente con la cara dentro del agua. Una vez acostumbrado se iniciará el descenso, muy despacio para compensar. El instructor controlará en todo momento tu consumo de aire, tu flotabilidad, etcétera.

Después de unos minutos, para habituarse al medio y al equipo, acompañados del instructor empezarás a vivir tu aventura extraordinaria: colores, luz, bancos de peces, estrellas de mar, erizos de mar, pulpos, calamares? ¡Un espectáculo maravilloso!

Cinco consejos prácticos para hacer tu bautismo de buceo

El buceo es una experiencia maravillosa que te proporcionará sensaciones únicas y la posibilidad de explorar un universo ciertamente bello. Ahora bien, se trata de una actividad no exenta de riesgos, por lo que hay que realizarla siempre de forma correcta y priorizando la seguridad en todo momento.

Por ello, para que tu bautismo de buceo resulte plenamente satisfactorio, te mostramos a continuación cinco consejos prácticos que debes tener muy presente antes de sumergirte bajo el agua:

Nuestros cinco consejos

1. No aguantes nunca la respiración
Los principiantes en el buceo suelen, como acto reflejo, tender a contener la respiración. Esto, sin embargo, debes evitarlo a toda costa, ya que podría provocar -en caso de un ascenso rápido- que el aire en expansión no pueda salir de nuestras vías aéreas, algo que puede llegar a ocasionar lesiones pulmonares.

2. Presta atención a la presión de tus oídos
El cambio de presión que tiene lugar al bucear se nota especialmente en los oídos, pudiendo llegar a ser una sensación muy incómoda e incluso provocar lesiones en el oído medio. Para evitarla es necesario igualar la presión de los oídos a la del agua. Uno de los métodos para hacerlo es bloquear las fosas nasales con los dedos y soplar por la nariz, maniobra que conviene realizar con frecuencia, especialmente en los primeros metros que desciendas.

3. Aprende a vaciar el agua de tu máscara
Si entra un poco de agua en tu máscara, no te preocupes, no es motivo para interrumpir el bautismo. Es muy fácil vaciarla: inclina la cabeza mirando hacia arriba, aprieta ligeramente con tus dedos el marco superior de la máscara contra tu frente, y sopla por la nariz. Cualquier resto de agua saldrá por abajo, dejando tu máscara vacía y con una visión perfecta.

4. No vayas demasiado rápido
El buceo es una actividad para practicar de forma relajada. No resulta en este sentido beneficioso moverse demasiado deprisa, ya que, por un lado, te perderás gran parte de la belleza submarina, y por otro consumirás más aire por el esfuerzo y se acortará el tiempo de inmersión. Cuando realices el bautismo procura hacer un aleteo muy suave, o simplemente déjate llevar por tu instructor.

5. Se respetuoso con la fauna marina
Te sorprenderá la cantidad y variedad de vida que se puede ver en un bautismo. Tu instructor te mostrará no solo peces, sino otros organismos que viven pegados a las rocas o sobre el fondo, como esponjas, corales y nudibranquios de vivos colores. Por eso hay que tener mucho cuidado de no tocar nada, voluntaria o involuntariamente, ya que podemos dañar esta fauna tan delicada. Aproxímate con cuidado, observa y disfruta.

Siguiendo estos consejos que te ofrecemos desde Buceonatura, tu bautismo de buceo resultará mucho más gratificante y seguro.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies