¿COMO MEJORO MI CONSUMO?

 

“Yo chupo mucho”, esta afirmación junto con la pregunta del enunciado es bastante habitual entre los buceadores que acuden a BUCEONATURA, vamos a ver varios factores a tener en cuenta para mejorarlo.

 

CONDICIÓN FÍSICA, no es lo mismo una persona grande, con una gran masa muscular y poco flexible, que otra con todo lo contrario, aquí hay cosas que por genética no podemos variar, pero otras si, una buena forma física y ser flexibles, nos va a ayudar a minimizar el esfuerzo en nuestros movimientos, estos parámetros los podemos trabajar y mejorar siempre, los resultados están garantizados.

 

 

 

 

Otra de las condicione físicas a tener en cuenta, ir a bucear bien descansado, tener una dieta sana y equilibrada y no olvidéis nunca hidrataros mucho, las cervezas no cuentan eh.

  

Lastrado y flotabilidad correcta, en nuestros cursos enfatizamos mucho en este punto por las indiscutibles mejoras obtenidas, recomendando hacer cursos de flotabilidad para mejorarlo. Una correcta elección del peso y colocación de nuestro lastre teniendo en cuenta las condiciones, un buen trimado, posición horizontal y lo más hidrodinámica posible, así como llevar todos los elementos de nuestro equipo lo más pegados al cuerpo evitaran gastar algunos litros de más.

 

 

Un aleteo eficiente será a la hora de reducir nuestro consumo bastante efectivo y, junto a una buena flotabilidad, hará nuestras inmersiones más placenteras a la vez de unos buceadores más conservadores y respetuosos con el medio ambiente

 

 

Muy recomendable esta especialidad, empezarás a ver resultados desde el primer momento, garantizado.

 

Es importante también el comenzar nuestra inmersión relajados, si estamos tensos no vaciaremos por completo nuestros pulmones y nos costara sumergirnos en consecuencia, llegaremos al fondo con 50 bares menos, si por las condiciones de mar, estrés en el barco estamos tensos, para y respira, ten en cuenta esto a la hora de equiparte, hay gente que necesita más tiempo que otra, las consecuencias de un consumo alto a veces empiezan fuera del agua.

 

Otro factor a tener en cuenta es nuestro equipo, revísalo para que esté en perfectas condiciones, aunque no lo uses las tóricas se resecan, revisa tu regulador y BDC, una pequeña fuga quizás sea insignificante en el gasto, pero si llevamos varias ya puede convertirse en un problema y recuerda, una acumulación de problemas desencadena en un accidente, suspende tu inmersión cuando exista una cadena de problemas por muy pequeños que te parezcan.

 

 

 

Lleva el equipo adecuado, debes estar familiarizado con todo tu equipo y manejar sin problemas cualquier componente, y recuerda, no hay malas condiciones sino equipación incorrecta, unas aguas frías, por ejemplo, no debería ser impedimento para bucear, para ello tienes trajes secos, en BUCEONATURA tienes a tu disposición el alquiler, por si no quieres realizar el desembolso de uno nuevo y la formación necesaria para su manejo, el frío es muy a menudo el causante de un consumo alto y un impedimento para disfrutar de nuestra inmersión, pon los medios y evitarlo.

 

 

 

No olvidemos la respiración, NO, a nadie se nos va a olvidar respirar, pero recuerda, la respiración debe ser lenta, profunda y sin pausa.

Es importante también una formación continua, el invierno es un buen momento para realizar cursos de formación, aprovecha para obtener una certificación superior a la que posees o formarte en la especialidad que más te llame la atención, en BUCEONATURA dispones una amplia oferta de estos cursos, conseguirás un desarrollo de tus habilidades convirtiéndote en buceador más seguro y eficiente que sin duda repercutirá en un menor consumo.

 

Recíclate si llevas tiempo sin bucear, no tengas reparos en decirlo, estamos para ayudarte y hacer que tu inmersión sea segura, placentera y divertida, una inmersión con estrés no solo va a aumentar tu consumo, también pondrás en peligro, a ti y a tus compañeros.

 

 

 

Salvador Blanco

PADI 353188 MSDT